Una de las grandes dudas de las mamás y papás primerizos. ¿Cuándo debe mi bebé empezar a usar babero? Cualquier mami o papi te dirá que el babero es uno de los imprescindibles del bebé que siempre debes tener a mano. Puede que tu bebé esté limpio e impecable, pero en cuanto te des la vuelta un segundo, estará lleno de leche o restos de comida en un momento.

Son una de ésas cosas que deberías añadir al ajuar desde el nacimiento, ya que los vas a necesitar mucho antes de lo que crees.  La mayoría de los padres primerizos piensan erróneamente que los baberos sólo son útiles cuando el bebé empieza a comer sólidos. Sin embargo, te serán muy útiles desde la primera semana de vida, ya que los bebés regurgitan o babean con regularidad, especialmente mientras se alimentan. Sin duda vas a agradecer tener a mano un baberito una vez que hayas experimentado la primera arcada de leche de tu pequeño. Pero, ¿es seguro usar babero desde el primer día para proteger la ropita?

 ¡Sigue leyendo para descubrirlo!

¿Cuándo son seguros los baberos para los bebés?

En el caso de los recién nacidos, nunca es seguro dejarles un babero puesto sin supervisión, ni siquiera poco tiempo, da igual que estén despiertos o dormidos. Los beberos suponen un riesgo de asfixia, sobre todo si están tumbados boca arriba. Esto no significa que no puedas ponérselo si está sentado en una hamaquita o apoyado sobre ti.

En general, no se recomienda en ningún caso dejar el babero a un bebé sin supervisión. Incluso los que ya no son tan pequeños, pueden correr riesgo de asfixia si tiran de los hilos o se lo intentan quitar.

Es importante al elegir un babero para tu bebé, asegurarte de escoger el tamaño adecuado. Si es demasiado grande, puede salirse de su sitio fácilmente y cubrirle la carita. Además, si es de ésos clásicos de cuerda, podrían enredarse alrededor de sus manos, cabeza o cuello. El tamaño ideal para los más pequeños, debe cubrir hasta el punto medio del pecho de tu bebé, pero no debe taparle la cara si accidentalmente se voltea hacia arriba.

Tipos de baberos

Como en todo, ha y distintos tipos de baberos entre los que puedes elegir. Aquí tienes una guía rápida que te será muy útil.

Babero de lactancia

Los baberos de lactancia son estupendos tanto para las mamás y papás como para el recién nacido, ya que recogen toda la leche que pueda derramarse. Su superficie no es absorbente, por lo que se limpian fácilmente y no cogen olor.

Babero de dentición

Un absoluto imprescindible, ya que la dentición hace que los peques babeen MUCHO. Normalmente están hechos de algodón u otro material similar para absorber todas las babitas, pero también deben secarse rápidamente para que al bebé no le resulte incómodo.      

Babero tipo bandana

¿Tu bebé es de manos rápidas y le encanta agarrarlo todo? Este tipo de babero es ideal para vosotros. Los extremos suelen estar unidos por velcro o corchetes, por lo que será difícil que pueda arrancarlo. Además, las bandanas suelen ser de colores y diseños llamativos, normalmente están pensados para que puedas combinarlos con la ropita del bebé y en ocasiones se venden en lotes de tres o más, por lo que son ideales para las mamás y papás más fashionistas. Si quieres ir un paso más allá, puedes probar el ‘babochupete’, que además de ser un babero de bandana, te permite fijar el chupete o mordedor del bebé en el extremo.

Babero de alimentación

Los baberos de alimentación suelen estar fabricados en silicona alimentaria para que sean muy resistentes, flexibles y fáciles de limpiar. Créeme, cuando tu bebé empiece a comer sólidos, lo vas a necesitar. Normalmente tienen un bolsillo para recoger los restos de comida que puedan caerse.

Babero extra grandes sin o con mangas

Ideal para las familias que inician la alimentación de su bebé con el método BLW (Baby Lead Wearing). Tu peque se va a manchar desde el pelo hasta los deditos de los pies, pero lavarás mucha menos ropa con este tipo babero que además te vendrá genial cuando, más adelante, juguéis con pinturas y materiales similares.

                                                                                                 

KLADDIG Babero, multicolor

Baberos desechables

Son estupendos para los imprevistos si estás fuera de casa o si has tenido un pequeño olvido, (suele pasar). Incluso en un apuro puedes utilizarlo como toallitas para bebé. Son económicos y normalmente vienen en pack de varias unidades.

¿Quieres obtener más consejos sobre embarazo, crianza y cuidado de los peques de la casa? Pásate por My Miracle Baby, ¡te va a encantar!

¿Cuántos baberos debo tener a mano?

La mayoría de mamás y papás te diremos que nunca son suficientes, como los bolsos. Sin embargo, si realmente necesitas un número, debes tener en cuenta cuántas lavadoras sueles poner a la semana. Recuerda que no se debe reutilizar un babero después de dar de comer porque es bastante antihigiénico y por tanto inseguro para tu bebé.

Un consejo: ten a mano un babero para cada toma o comida previstas más otros tres para emergencias. Dado que los bebés se alimentan con más veces cuanto más pequeños son, probablemente necesitarás una media de ocho baberos al día durante sus seis primeros meses. Tranquila, a medida que crecen, irás necesitando menos.

¿Y si hace mucho calor? Entonces, déjale sólo con el pañal, ¡y que disfrute!

¿Existen alternativas al babero?

Si no tienes ninguno a mano, puedes usar toallitas para bebés o incluso pañitos tipo muselina pequeña, pero siempre asegúrate de que sea un material suave para que no pueda dañar la piel del bebé o provocar alguna alergia.

Conclusión:

Dado que los baberos son esenciales para los bebés, te recomiendo invertir en buenos y variados baberos incluso antes de que nazca. No caducan y pueden reutilizarse una y otra vez, por lo que invertir en piezas de calidad te permitirá ahorrar dinero a largo plazo. Tan solo asegúrate de que compras baberos de la talla adecuada para cada etapa y que tienes de varios tipos para cuando el peque vaya creciendo.

Y ahora que ya sabes algo más sobre baberos, ¿quieres saber cuál es la mejor manera de llevar la comida de tu peque cuando viajáis? Descúbrelo en este post

Espero haberte ayudado al menos un poquito. ¡Nos vemos por aquí!

Hasta pronto, Súper People.

Siguiente
Anterior

4 Replies to “¿Cuándo deben los bebés empezar a usar babero?”

    1. Bienvenid@ a SomeLittlePeople! No sé en qué situaciones estamos hablando, supongo que es en referencia al momento de las comidas. Si el peque quiere seguir usándolo, personalmente no veo inconveniente en ello, también los adultos en ocasiones usamos una servilleta para no manchar la ropa, ¿verdad? Creo que es una actitud que denota cuidado y responsabilidad y eso no es malo. Creo que es bueno preguntarle por qué desea usarlo y saber qué le motiva a hacerlo pero en ningún caso debe ser motivo mofa o llamarle “bebé”. No tiene nada de malo ni daña a nadie ni a sí mism@, por tanto, ¡adelante! Si mi peque quisiera usar babero a esa edad, me lo pondría con él y disfrutaríamos juntos de una deliciosa comida sin preocupaciones. 🙂

    1. Poco se puede hacer cuando no quieren usarlo, desde la experiencia te diré que, si hace calor, fuera ropa, si hace frío, no queda de otra que ponerle una camiseta vieja. Hay que pensar que es una fase, con la práctica cada vez se mancharán menos y serán más cuidadosos. Una buena alternativa si aún así quieres usarlo o estáis fuera de casa, son los baberos con mangas, imitan una camiseta y tal vez se sientan más inclinados a usarlos. También puedes probar con un modelo como la propuesta de Little Champions, https://somelittlepeople.com/es/49-little-champions, no sólo son un babero, también puede ser un disfraz con el motivo favorito de tu peque. Espero que estas propuestas puedan ayudarte. Y gracias por visitar SomeLittlePeople!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *